Vender por email es una de las técnicas de marketing más controvertidas de los últimos años.

No solo por las restricciones y limitaciones del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, sino porque dentro del mundillo de los marketeros, el email marketing muere y vuelve a resurgir al menos 2 veces al año.

Pero la realidad, lo que de verdad te debería importar, es que las empresas que más venden en todo el mundo, utilizan el email para dirigirse a sus clientes.

En este artículo me gustaría contarte por qué es tan importante y qué puedes hacer en tu inmobiliaria para sacarle partido a tu listado de clientes sin gastarte ni un euro.

¿Qué es el email marketing?

El email marketing consiste en una técnica de marketing basada en la distribución de determinados contenidos, con distintos objetivos y en diferentes momentos de la vida de nuestro cliente o potencial cliente, pero siempre a través de su email personal o profesional.

Dicho en menos palabras, consiste en enviar emails a nuestra lista de clientes con un objetivo concreto.

¿Qué necesitas para hacer email marketing inmobiliario?

No hace falta que te diga que vas a necesitar las direcciones de correo electrónico de los clientes a los que te quieres dirigir.

Lo que quizá si debas tener en cuenta, es que esos clientes o potenciales clientes deben autorizarte de forma explícita para enviarles correos comerciales o de información de servicios.

También vas a necesitar alguna herramienta de envío masivo de emails. Aquí la elección es tuya, aunque algunas de las más conocidas son MailChimp, MailRelay o AcumbaMail.

Lo bueno de estas herramientas, es que todas ellas disponen de planes gratuitos que te permitirán empezar a trabajar tu lista de clientes sin invertir ni un euro.

Eso sí, cuando llegues a un determinado número de envíos mensuales y quieras acceder a funcionalidades avanzadas, tendrás que plantearte un plan mensual de pago.

¿Qué es lo más importante al empezar a enviar emails a tu lista de clientes?

Además de la herramienta para enviar emails, un poco de gracia escribiendo y tener claro que necesitas algo que contar, las siguientes tres son para mí las claves para empezar una estrategia de email marketing desde cero.

SEGMENTAR = PERSONALIZAR

Ten en cuenta algo antes de seguir leyendo: vas a enviar un correo a alguien que no te lo ha pedido, contándole algo que todavía no sabe si le puede interesar.

Así es más fácil entender por qué debemos segmentar y personalizar las listas de email todo lo posible.

Seguro que tienes emails y nombre de muchos clientes que quieren comprar, otros que quieren vender, otros que ya han vendido contigo, otros que quieren alquilar, otros que buscan habitación y así hasta el infinito.

Ahora imagina que le mandas un email con casas para comprar a alguien que está buscando una habitación. Lo más probable es que se borre de tu lista de inmediato, y encima se moleste.

Cuando empieces a crear tu lista de correos, asegúrate de clasificarlos por sus intereses y tipo de cliente. De esa forma podrás personalizar los emails mucho más y conseguir mejores resultados en tus campañas.

Para hacerlo, la mayoría de herramientas disponen de etiquetas para separar diferentes tipos de cliente de una misma lista.

Si no, tendrás que crear listas distintas.

MANTENER EL TONO Y LA COHERENCIA

Antes de empezar a escribir tu primer email, revisa el resto de comunicación de la empresa.

Es decir, si en tu web hablas de Ud a tus clientes y en las Redes Sociales presentas una imagen de profesionalidad y seriedad, en los mails tendrás que aplicar el mismo criterio.

La razón es muy sencilla. La mayoría de emails que vas a enviar tendrán como objetivo enviar a tus lectores a una página de tu web o a una red social.

Si usas un tono distinto en cada medio, puedes llegar a confundir a tu audiencia.

CUENTA HISTORIAS

Atención. He dicho historias, no rollos. Nos gustan las historias, los cotilleos, las cosas que les pasan a los demás con las que nos podemos sentir identificados.

Aprovecha el email para darte a conocer a tu audiencia de una forma más personal. Háblales de ti, de lo que te preocupa, de cómo trabajas pero desde un punto de vista humano.

Si consigues conectar con tus lectores, crearás una relación de confianza mucho más duradera que si te limitas a intentar venderles algo cada vez que les envías un correo.

¿Cómo preparar una estrategia de email marketing para tu agencia inmobiliaria?

enviar emails clientes inmobiliaria

Antes de empezar, decide a qué tipo de cliente te quieres dirigir. Mi consejo es que no empieces con más de una lista a la vez. Sobre todo si todavía no tienes mucha práctica.

Una vez has decidido el tipo de cliente, céntrate en definir un objetivo lo más concreto posible, y posteriormente decide la frecuencia de envío.

Tipo de cliente + Objetivo + Frecuencia de envío = Campaña

Déjame ponerte un ejemplo.

Elección de Cliente

De entre todos los posibles tipos de cliente que podríamos escoger, vamos a empezar con propietarios que han vendido con nosotros en los últimos dos años.

Objetivo de la Campaña

El objetivo de nuestra campaña de email marketing va a ser fidelizar a este cliente y animarle a recomendarnos a otros posibles vendedores.

Primer Email

El primer email lo vamos a utilizar para presentarnos y pedirle permiso para continuar enviándole emails, a no ser que ya tengamos su autorización explícita, tal y como exige el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos.

Ejemplo de Segundo Email

El segundo email, una vez ha confirmado su interés en seguir en contacto con nosotros, lo podemos utilizar para enviarle un cuestionario de satisfacción y así conocer mejor cual es su opinión sobre nuestro servicio.

Para incentivarle a hacerlo, puedes premiar a este usuario de alguna forma, siempre que no sea dinero en efectivo.

Algo que suele funcionar muy bien, es utilizar los cheque regalo de algún Centro Comercial para premiarle si completa el cuestionario y deja una opinión en nuestra ficha de Google My Business.

Siguientes Emails

Una vez ha contestado a los 2 primeros emails sin borrarse de nuestra lista, puedes considerar esta campaña todo un éxito.

Ahora es cuando puedes determinar la frecuencia con la que le irás enviado los siguientes emails y pensar en qué contenidos le puede interesar a este tipo de cliente.

Conclusiones

Disponer de una lista de suscriptores o clientes bien segmentada y depurada, es posiblemente uno de los elementos de más valor que puedes conseguir en tu negocio.

Te permitirá crear relaciones con clientes y potenciales clientes de forma duradera y consistente, aumentar la confianza en tu negocio e incrementar exponencialmente el valor de tu marca.

Si necesitas ideas para implementar tu estrategia de email marketing, puedes escribirme y solicitar una consultoría gratuita en este enlace.