A veces invertimos mucho dinero en campañas de publicidad y herramientas de marketing, pero no aprovechamos las que están a nuestra disposición de forma gratuita.

Una de las herramientas más potentes y a la que podrías sacar más provecho es Google My Business, y solo vas a necesitar una cuenta de correo de Google.

¿Para qué sirve?

La plataforma de Google para empresas tiene varias herramientas que pueden ayudarte de distintas formas.

La primera y más conocida es la geolocalización. Tener una ficha de Google My Business bien posicionada, ayudará a que encuentren tu inmobiliaria mucho más rápido.

Además, con solo apretar un botón, el usuario puede activar la aplicación Mapas que le llevará directamente hasta nuestra ubicación, llamarnos o visitar nuestro sitio web.

La segunda función de la ficha de Google para negocios locales, es mostrar reseñas.

Las reseñas de Google son las más leídas. Se ven en el mismo buscador, pero además y esta es la mejor parte, gozan de credibilidad.

En último lugar, dentro del panel de control de la herramienta, encontrarás estadísticas muy útiles.

¿Cómo puede ayudarme Google My Business?

Lo primero es conseguir posicionar tu negocio. Cuanta más competencia exista en tu zona, más te costará.

Pero una vez aparezcas entre los tres primeros resultados, comprobarás cómo las llamadas y las visitas a tu web, aumentan exponencialmente.

Por otro lado, si trabajas el apartado de reseñas y consigues que tus clientes dejen valoraciones sobre tu servicio, generarás prueba social.

Y la prueba social es la herramienta más potente de marketing.

Descubre cómo gestionar las reseñas que te dejan en internet aquí

¿Cómo activar mi cuenta de Google My Business?

Entra en la página de la aplicación. Puedes hacerlo desde aquí.

Después haz clic en el botón que dice Gestionar ahora e inicia sesión con tu cuenta de Gmail. Una vez dentro. Google My Business te pedirá que escribas el nombre de tu negocio. Recuerda que este será el nombre con el que te encontrarán tus usuarios.

Posteriormente, introduce la dirección de tu inmobiliaria. Lo más probable es que la dirección te aparezca enseguida. Si no es así, tendrás que ubicarla en el mapa de forma manual.

A partir de aquí, solo tienes que seguir las instrucciones e ir rellenando todos los campos.

El último paso y más importante, será verificar que eres titular del negocio. Google te dará varias opciones entre las cuales podrás que elegir la que prefieras.