5 ideas de Marketing Digital para Home Stagers 🔥 | La Inmobiliaria Digital

Te dedicas al Home Staging con pasión y profesionalidad, y eso se acaba traduciendo en resultados: no hay piso que se te resista. No obstante, sientes que tu mensaje no llega y te gustaría aprovechar internet para difundir tu palabra. ¿Algo de esto te suena?

Si es así, puede que este artículo te interese.

Pero antes de empezar, déjame rebajar tus expectativas.

Lo que vas a leer a continuación no es un listado de métodos milagrosos para obtener resultados en dos días. Son solo truquillos que a lo mejor no estás aplicando y que pueden ayudarte a incrementar tu visibilidad en internet.

Eso sí, tendrás que dedicar tiempo, un poco de dinero, una gran dosis de paciencia y la persistencia necesaria para no rendirte cuando las cosas no salgan bien a la primera.

¿Por qué es tan importante el Marketing Digital para un Home Stager?

Por el mismo motivo por el que es importante para una agencia inmobiliaria, para un Personal Shopper o para un fontanero: porque tus potenciales clientes viven pegados a un teléfono móvil, a una tablet o a un ordenador, y entran en internet cada vez que necesitan algo.

Tienes razón. Internet no puede sustituir ese algo que solo tú ofreces, ni transmite de la misma forma toda la pasión que pones en tu trabajo. Además, ¿cómo podrías destacar entre tantos profesionales, cuando todos están diciendo exactamente lo mismo?

Te confesaré algo: en internet, no se trata tanto de ser diferente, ni especial, ni tremendamente creativo. Lo importante es que te centres en tus clientes, en sus necesidades y en lo que tú puedes hacer para mejorar su vida, en este caso su vida profesional.

Por eso empezaré por lo más importante para mí en cualquier estrategia de marketing digital, el meollo de la cuestión, los cimientos, aquello que te hará resonar entre todo el ruido: la segmentación de tus clientes.

1. Segmenta a tus clientes y potenciales clientes

Es importante que olvides ese tipo de segmentación “ochentera”, basada casi exclusivamente en la edad y el sexo. Hasta ahora podía funcionar, pero ya no. Te cuento por qué.

Hace 20 años convivían 1000 empresas (número inventado) con presupuesto para publicidad, que se repartían el pastel compitiendo solo entre ellas. Repito, 1000 empresas para cientos de millones de consumidores.

Segmentar no era algo tan importante: hicieras lo que hicieras, seguramente llegaría a tus clientes potenciales. Era más una cuestión de presupuesto.

Hoy, gracias a internet, puedes anunciarte en internet por 1 euro al día y llegar a cientos de personas, la publicidad en medios de comunicación también se ha vuelto más accesible y la publicidad tradicional tiene un coste cada vez más bajo.

Todo eso hace que pequeñas, medianas y grandes empresas compitan a la vez por un mismo objetivo: captar la atención de potenciales clientes y fidelizar a los que ya tienen.

Veámoslo ahora desde el punto de vista del cliente. Si antes recibíamos 20 impactos publicitarios al día, ahora recibimos 100 veces más, y eso nos ha hecho desarrollar una capacidad sobrenatural para dejar de prestar atención cada vez que vemos algo que se parece a un anuncio.

Sucede con los anuncios en televisión (¿o acaso no cambias de canal o te pones a mirar el móvil?), correos comerciales, anuncios en Facebook y flyers. Da igual el medio. En pocos años hemos quemado nuestra capacidad de prestar atención a quien solo quiere vendernos.

Por suerte, del mismo modo que tenemos “el don” de no mirar ni escuchar mensajes puramente comerciales, somos increíblemente eficaces detectando mensajes dirigidos a nosotros que hablan de nuestros problemas y que nos ofrecen una solución a nuestra medida.

Te hablo de esos mensajes que te hacen pensar que alguien ha puesto una cámara y micrófonos en tu casa, porque hablan exactamente de lo que te pasa a ti, y lo expresan con tus propias palabras.

Por eso es tan importante segmentar. Porque necesitas entender que no solo tienes un cliente al que llamaremos agencia inmobiliaria, sino que tienes un cliente que se llama gerente de inmobiliaria joven, entusiasta y con ganas de probar cosas nuevas, otro que se llama gerente de agencia inmobiliaria con problemas para captar exclusivas y con poco presupuesto, y otro que se llama agente inmobiliario freelance con mucha experiencia, pero que no sabe en qué consiste el Home Staging exactamente, y le da pereza preguntar.

Probablemente tendrás muchos más. El problema es que te diriges a todos ellos con el mismo mensaje, y cada uno tiene motivaciones y necesidades distintas, lo cual explicaría por qué tus anuncios y publicaciones no rinden al 100%.

Si quieres conectar de verdad, te va a tocar crear contenidos y campañas para cada segmento con mensajes personalizados, un tono distinto y con propuestas de valor a medida.

Menudo curro ¿no? Pero valdrá la pena.

▶︎ Aprende a segmentar clientes y crear tus propios customer persona aquí

2. Crea contenido informativo de alto valor… para tus clientes

Sí. Para tus clientes. No para ti. Déjame que lo explique.

Imagina que tu cliente objetivo son propietarios que quieren vender su propiedad como particular a los que quieres llegar a través de internet con una propuesta clara: con Home Staging venderás más rápido y a mejor precio.

Ahora hazte algunas preguntas: ¿Sabe ese propietario lo que quiere decir Home Staging? ¿Piensa el propietario que no va a poder vender a buen precio sin ti? ¿Conoce ese propietario todo lo que conlleva la venta de una vivienda como para pensar que no va a ser rápido?

Si solo te centras en el Home Staging sin conocer bien cuales son las preocupaciones reales de tus clientes, tendrás que realizar un esfuerzo titánico para captar su atención.

En cambio, si aprovechas tus redes sociales, tu blog o tu canal en YouTube para ayudar de verdad a ese cliente con la venta de su casa… ¿no crees que será más fácil llegar a él y explicarle más tarde en qué consiste tu servicio?

Te pondré un ejemplo.

Una de las mayores preocupaciones de cualquier propietario a la hora de la venta (lo siento, no es el home staging) son los impuestos.

Si creas contenido de mucho valor sobre el tema, te resultará mucho más fácil llegar a ese propietario puesto que es algo que le interesa de verdad. Acabará en tu página web, le estarás ayudando con su problema y lo tendrás mucho más fácil para hacerle llegar tu propuesta de valor.

Sé lo que estás pensando ahora mismo: que no eres agente inmobiliario, ni especialista en impuestos y que ese no es tu trabajo. Y tienes razón.

Pero tu cliente es alguien que quiere vender su casa y, quizá, lo último en lo que está pensando ahora mismo es en contratar a un Home Stager.

Esa es la diferencia entre pensar primero en tu cliente o pensar primero en ti.

3. Explica el Home Staging antes de venderlo

Y con explicar no me refiero a que definas lo que es, sino a que enfoques tu estrategia de contenidos desde el punto de vista de los beneficios y no de las características.

Una vez más volvemos al inicio: tus clientes.

Cuando tienes claro quién es tu cliente objetivo, a quién te quieres dirigir, eres capaz de saber (o al menos intuir) cuáles son sus necesidades.

Por ejemplo, puede que para una inmobiliaria, vender a mejor precio no sea una motivación. Tienen claro el valor de mercado y ese es su objetivo.

En cambio, sí que pueden buscar formas de mejorar su ratio de captaciones en exclusiva, y tú y yo sabemos que el Home Staging puede ser una herramienta súper potente para conseguirlo.

Ese es un beneficio claro para la agencia inmobiliaria y, sin duda, puede convertirse en un mensaje que capte su atención.

Otro ejemplo, esta vez con un propietario particular.

Me arriesgaría a decir que alguna vez has pensado que todos los propietarios particulares del mundo quieren vender rápido, y que por eso el Home Staging es una herramienta perfecta para ellos.

Te puedo asegurar que no es así. De hecho, el concepto de rápido es muy subjetivo. Para ti rápido pueden ser 30 días porque conoces el mercado. En cambio, para alguien que no es del sector, 3 meses puede ser un tiempo más que razonable.

Si has segmentado bien a tus clientes, puede que hayas identificado un público con un problema común: propietarios de pisos con muebles antiguos, que no saben si dejarlos o sacarlos antes de empezar con la venta.

Imagina que esos propietarios encuentran en internet un artículo (de tu blog por supuesto) que habla sobre los pros y contras de cada opción, que ese mismo artículo acabe con una explicación de cómo el Home Staging es la solución más práctica y que tenga un enlace hacia tu página de venta en la que, además, ese propietario encontrará vídeos con ejemplos y testimonios de clientes que ya lo han probado.

Con esta sencilla estrategia, estaremos cambiando de intentar vender, vender y vender, a ofrecer una solución a un problema real.

Con la mano en el corazón, si fueras tú ese propietario ¿qué opción te resultaría más atractiva?

4. Promociona contenidos y no solo servicios

El formato “anuncio” cada día funciona peor. Estamos saturados. En cambio, el formato “noticia” genera mucha menos resistencia.

Está bien que crees anuncios que dirijan al usuario a tu página de venta. Pero no está de más que también promociones los mejores artículos de tu blog, vídeos, tutoriales o tu canal de podcast.

Idea: Crea un contenido extenso, por ejemplo en tu blog, que responda a los principales problemas de uno de tus clientes objetivo. Publícalo en tu web, pero también en tus redes sociales.

Pasados unos días, utiliza las plataformas publicitarias de Facebook y/o Google, crea una audiencia y promociónalo. Aumentarás el tráfico hacia tu página web y multiplicarás tus posibilidades de conectar con potenciales clientes que aún no saben que necesitan tu servicio.

5. Remarketing. No esperes que te compren a la primera.

Es complicado conectar con un potencial cliente a la primera. Si lo consigues, felicidades. Pero lo normal es que un cliente que no te conoce de nada, necesite verte varias veces antes de decidir si eres la solución a su problema.

El remarketing, o retargeting, consiste en impactar varias veces y en distintos medios a aquellas personas que han mostrado algún interés en tus contenidos.

No te preocupes. Te lo explico con un ejemplo.

Teniendo en cuenta todo lo que hemos visto hasta ahora, decides dirigirte a un segmento de clientes formado por particulares que quieren vender una casa, pero no saben si sacar los muebles o dejarlos.

Así que escribes un súper artículo hablando sobre el tema, lo publicas en Facebook y lo promocionas con un anuncio durante varios días.

Gracias a que tienes instalados códigos de seguimiento en tu página, puedes crear audiencias a partir de las visitas que han llegado hasta el artículo y volver a impactarles con algún contenido extra, tanto en Facebook como en Google.

La idea es que, después de visitar tu web, es probable que ese cliente se olvide de ti al cabo de poco tiempo. Eso no quiere decir que no le intereses, sino que todos tenemos 100 cosas en la cabeza y quizá tu marca o tu propuesta no son una prioridad en este momento.

Pero si te ve más veces, es probable que la idea de saber más sobre ti gane fuerza, y si el contenido que encuentra en tu web es bueno, estarás mucho más cerca de que te tenga en cuenta como la solución a su problema.

Conclusión

Como has visto, salvo el tema del remarketing que es algo más técnico, la mayor parte de los trucos de esta lista consisten en conocer a tu cliente y crear contenido que sea de alto valor para él. Algo que puedes empezar a trabajar hoy aunque no sepas nada sobre marketing digital.

Lo único que pretendo es que cojas un poco de distancia con tu marca y servicio, y empieces a centrarte en tus clientes, a ponerte en su piel, a mirar las cosas desde su punto de vista.

Si lo consigues, solo tendrás que aplicar la parte técnica y eso se puede aprender; hay cientos de cursos en internet que te enseñan a utilizar las distintas plataformas publicitarias.

Lo que sí te puedo asegurar es que nada te va a funcionar todo lo bien que podría funcionar, si no tienes en cuenta a tu cliente. Eso ha sido, es y será, lo más importante en cualquier estrategia de marketing digital.

Un abrazo familia.

Privacy Preference Center