▶︎ Tu propio plan de marketing digital inmobiliario | La Inmobiliaria Digital

Antes de empezar, quisiera aclarar que lo que vas a leer en este artículo te va a servir, como es obvio, si tienes una Agencia Inmobiliaria. Pero también si te dedicas al Home Staging o has empezado a trabajar como Personal Shopper Inmobiliario.

Dicho esto, me gustaría saber si ya tienes un plan de marketing digital. Si es así, te estaría muy agradecido si escribieras la palabra en la sección de comentarios que encontrarás al final de esta página, o la palabra NO si no lo tienes.

Conocer tu situación actual me ayudará mucho a la hora de preparar futuros contenidos.

Pero vayamos al grano. Mi objetivo era no pasar de las 2000 palabras y ya llevo más de 100 solo en la introducción.

Puede que aún no lo veas así, pero si quieres llegar a nuevos clientes en internet, conseguir ventas, seguidores o suscriptores, vas a necesitar un plan.

Y lo vas a necesitar porque tener un plan, es la única manera de aprovechar todas esas herramientas disponibles en internet para promocionar tu negocio sin caer en la locura.

¿Cuántos cursos has hecho durante el último mes?

Formarse está muy bien. De hecho, es necesario, sobre todo en un momento en el que todo cambia más rápido de lo que somos capaces de asimilar.

Pero ¿por qué cuando acabas el curso lo tienes todo claro y, al intentar poner en práctica lo aprendido, tienes la sensación de no haber entendido nada?

Veámoslo con un ejemplo que nada tiene que ver con el sector inmobiliario. Hablemos de coches.

Supongamos que decidimos aprender nociones de mecánica. Queremos ser capaces de arreglar esas pequeñas averías que nos hacen visitar el taller más de lo que nos gustaría.

Internet es la clave. No solo podemos encontrar cientos de cursos online: Entre blogs especializados y YouTube, disponemos de una fuente de conocimiento casi infinita y, muchas veces, gratuita.

Empezamos con un curso de mecánica básica. Vemos algunos vídeos donde nos enseñan las reparaciones más comunes, aprendemos a cambiar una rueda, a comprobar los niveles y a revisar la carga de la batería.

Una vez terminado el curso vamos a nuestro coche, abrimos el capó y… ¡sorpresa! Lo que tenemos delante no se parece en nada a lo que vimos en la formación. Ni siquiera somos capaces de encontrar el depósito del aceite.

Normal. Nuestro coche no es el del curso.

Optamos por coger el manual del vehículo, lo que nos ayuda a saber dónde está cada cosa. Ahora todo empieza a tener sentido.

El problema es que intentando sacar la batería, hemos tocado “algo” que ha estropeado otro “algo”, y ahora no somos capaces de volver a dejar las cosas otra vez en su sitio.

Tienes razón. He exagerado (puede que hasta dramatizado) un poco. Pero quería llegar a las siguientes 3 conclusiones.

La primera es que muchos de los cursos que estás haciendo se basan en modelos de negocio distintos al tuyo, lo que dificulta que puedas adaptar lo aprendido de forma sencilla y práctica.

La segunda conclusión que extraigo de este ejemplo, es que todas las partes de un coche están conectadas entre sí. Por lo que, para encontrar la avería, necesitas tener la visión global de cómo funciona todo.

Y la última conclusión es que lo que sabe un mecánico no es fruto solo de su formación, sino sobre todo de poner en práctica lo aprendido miles de veces y en distintos modelos de coche.

Cuando domines estos 3 conceptos, formación adecuada a tu modelo de negocio, visión de conjunto y experiencia, podrás diseñar y llevar a cabo tu propio plan de marketing digital inmobiliario de forma efectiva.

Mientras tanto, estos son los pasos que deberías seguir.

¿Un plan de marketing digital inmobiliario en solo 5 pasos? Sí, es posible.

Pongamos en práctica lo que hemos visto hasta ahora.

En cuanto a escoger la formación adecuada, si tienes interés en aprender más sobre marketing digital, puedes escribirme a david@lainmobiliariadigital.net o enviarme un mensaje a través de Instagram, y preguntarme lo que quieras sobre el tema. Será un placer ayudarte.

Respecto a lo demás, voy a tratar de resumir en 5 pasos lo que debes hacer para compensar la visión de conjunto y la experiencia que aún no has podido adquirir, puesto que no te dedicas profesionalmente a esto.

Algo totalmente normal, por otro lado.

Primer paso: Establece un presupuesto dedicado a Marketing Digital

Antes de empezar a diseñar tu estrategia, debes decidir cuánto tiempo y dinero vas a dedicar a posicionar tu negocio inmobiliario en internet.

Hacerlo te va a ayudar a priorizar y poner foco, algo imprescindible si no quieres perderte entre todo el ruido existente en torno al marketing digital.

Por ejemplo, si solo puedes dedicar un par de horas a la semana y no pensabas invertir demasiado, quizá tu mejor opción sea enfocarte en crear contenidos para tu blog (es gratis) y anunciarte en Facebook (es barato).

Por el contrario, si piensas dedicar mucho tiempo pero no puedes (o no quieres) invertir dinero, lo mejor sería centrarte en la creación de contenido orgánico para tus redes sociales.

Recuerda: Tiempo y dinero son parámetros fundamentales antes de empezar.

Segundo paso: Define a tu cliente objetivo

Todo plan de marketing digital que se precie empieza en el cliente.

Si no sabes a quién te vas a dirigir, dónde lo vas a encontrar, cuáles son sus necesidades reales, sus motivaciones, incluso cómo habla, nada de lo que hagas va a funcionar como debería.

Irás, como se suele decir, dando palos de ciego.

Dedica tiempo a pensar en el tipo de cliente con el que sueles trabajar. Presta atención a cómo es, a sus objeciones, a su forma de expresarse o a cómo llegó hasta ti.

Así es como encontrarás las claves para empezar a diseñar un plan que te ayude a llegar a muchos más clientes como él.

Si quieres profundizar más en este tema, te recomiendo echarle un vistazo al siguiente artículo: Customer persona y por qué tus anuncios en internet no funcionan

Tercer paso: Trabaja en tu propuesta de valor

Personalmente, entiendo el marketing digital como un conjunto de técnicas y herramientas capaces de enseñar un buen producto o servicio a las personas adecuadas en el momento adecuado, logrando así captar su atención.

Cuanto mejor sea tu servicio mejor será tu propuesta de valor, y solo con una buena propuesta de valor puedes empezar a pensar en diseñar un plan de marketing digital realmente efectivo.

Si no sabes si tienes una propuesta de valor potente haz este ejercicio: coge papel y boli, y trata de resumir en una frase (máximo un párrafo) aquello que te hace diferente a los demás y que supone un beneficio para los clientes a los que te quieres dirigir.

No te preocupes si te cuesta un poco. No es fácil. Pero si después de varios días no lo consigues, puede que hayas encontrado una de las causas por las que te cuesta tanto diseñar un plan de marketing digital para tu negocio inmobiliario.

Cuarto paso: El famoso embudo de ventas

Los embudos o funnels, son algo así como “the new black” en el sector inmobiliario: todos los “marketeros” hablan de ellos, pero no siempre es fácil entender bien en qué consisten.

Sí. Todos hemos oído hablar de la (archiconocida) estrategia del lead magnet para descargar. Pero un embudo de ventas es mucho más que un guía en pdf y una serie de emails automáticos.

Un funnel representa todas las fases de tu negocio desde que un cliente entra en contacto contigo hasta el momento de la compra, y te permite analizar cada una de esas fases de forma que te resulte mucho fácil saber qué está fallando en tu estrategia.

Invierte tiempo en preparar tu embudo de ventas. Solo de esa forma podrás definir un plan de marketing digital para tu agencia inmobiliaria.

Veámoslo con un ejemplo.

Sin un funnel, podrías pensar que si pones un banner publicitario en un portal inmobiliario recibirás cientos de visitas que se convertirán en clientes al llegar a tu web.

En este caso, tu plan de marketing digital sería Banner + Web = Visitas que se transformarán en clientes. Parece una buena idea, ¿verdad?

Con un funnel entenderías que ese mismo banner es solo una herramienta de captación de tráfico (visitas), pero que vas a necesitar algo más si pretendes que esas visitas se transformen en clientes.

Hagamos algo diferente. En vez de dirigir todas esas visitas hacia la página principal de tu web, como sabes que vas a atraer a personas interesadas en comprar una vivienda en una zona determinada, los llevas a una página específica con información útil, donde además les ofreces un asesoramiento hipotecario gratuito. Solo tendrán que dejarte su teléfono.

¿Y qué pasa con las personas que no dejan su teléfono?

Fácil. Como has instalado una cookie de Facebook en tu página web (porque conoces a tu cliente y sabes que está en Instagram y en Facebook), durante algunos días va a enseñarle tus mejores pisos en sus redes sociales a través de anuncios.

Como ves, hemos diseñado un plan sencillo teniendo en cuenta cómo es tu cliente (comprador) , dónde te ve por primera vez (portal inmobiliario), con una propuesta de valor útil y clara(asesoramiento hipotecario), y hemos utilizado las herramientas que tenemos a nuestra disposición (Remarketing de Facebook).

Este plan no es nada complicado. De hecho, será difícil que funcione a la primera.

Pero como tienes todos los pasos perfectamente definidos en tu embudo de ventas, serás capaz de analizar y mejorar cada una de las partes hasta conseguir que un buen porcentaje de esas visitas que llegaron a través de un portal inmobiliario sin conocerte, se conviertan en visitas reales o clientes de tu servicio de intermediación hipotecaria.

Lectura recomendada: Embudos de ventas para agencias inmobiliarias

Quinto paso: Equivócate pronto y corrige

Tal y como vimos en el ejemplo del principio, lo que hace que un mecánico sea capaz de aplicar sus conocimientos de forma mucho más efectiva, es la experiencia adquirida después de haber trabajado en cientos de coches distintos.

Tú, al menos de momento, no tienes experiencia ni tiempo para adquirirla. Y aquí es donde reside la auténtica magia del marketing digital.

Empieza, prepara un plan sencillo, de pocos pasos, pruébalo, analízalo y, si ves que algo no funciona, haz pequeños cambios y vuélvelo a lanzar.

Aunque no lo creas, una de las claves para conseguir un plan de marketing digital que funcione, es la famosa técnica de prueba / error.

En internet, probar, equivocarse y corregir es mucho más fácil (y barato) de lo que sería en cualquier otro medio. Aprovéchalo.

Ten paciencia

Sin paciencia no hay resultados. Y por favor, no confundamos “paciencia” con “estar sentados esperando que pase algo”.

Aún tienes tiempo para probar y adaptar tu negocio inmobiliario a los tiempos que vendrán. ¿O es que no estás vendiendo hoy a pesar de no haber hecho nada en internet?

Pero no te relajes: parece que eso va a cambiar. Y si no quieres que te pille fuera de juego, vas a necesitar un plan.

Sé que no es fácil pillarle el truco a internet. A lo mejor no lo sabes, pero yo no tenía ni idea de marketing digital hasta que en 2015 empecé a formarme. Y aún así, ni lo sé todo ni lo pretendo.

Tampoco se trata de que tú te encargues de cada parte del proceso. Tienes un negocio que dirigir.

Pero si consigues tener una visión global de cómo funciona internet, te resultará más fácil contratar mejor a tus proveedores y decidir dónde concentrar tus recursos.

Espero que te haya servido de algo todo este rollo. Si no me equivoco, llevo unas 1920 palabras hasta aquí, así que he cumplido mi palabra.

Hasta la próxima semana.

Privacy Preference Center