Uffffff…

Esa es la expresión que solemos utilizar cuando empezamos a buscar información sobre publicidad online.

¿Qué tipos hay? ¿Cuál es la mejor para nosotros? ¿Invertimos un poco en todas o nos centramos solo en una? ¿Qué las diferencia?

Antes, todo era más sencillo.

Si querías ser visible en tu zona, contratabas una valla publicitaria o un espacio en el lateral de un autobús.

Si lo que buscabas era llegar a más clientes en una comunidad autónoma, incluso a nivel nacional, la prensa y la radio eran, sin duda, las alternativas más atractivas.

Pero ahora…

Publicidad tradicional VS Publicidad digital

Ahora, todos hablan de internet, de que la publicidad tradicional ha muerto y de que si no apareces en las pantallas de tus potenciales clientes, no existes.

Aunque ese es tema para otro post, solo te diré que no estoy 100% de acuerdo.

Creo que hay espacio para todos y que tanto la publicidad tradicional como la digital, pueden convivir si se utilizan correctamente.

Dicho esto, es importante que tengas en cuenta algunas cosas sobre la publicidad online.

Y no todas son buenas.

Positivas:

  • Suele ser más accesible que la tradicional.
  • Puedes parar tus campañas cuando quieras.
  • Es más sencillo llegar a las personas correctas.
  • Los resultados se pueden medir más fácilmente.
  • Tus potenciales clientes pasan más tiempo en su teléfono móvil que mirando pasar autobuses.

No tan positivas

  • Hay una curva de aprendizaje.
  • Necesitas tener muy claro a quién te quieres dirigir.
  • Cada día hay más competencia.
  • No funciona igual para todo el mundo. Hay que probar mucho antes de acertar.
  • Como usuarios, cada vez tenemos más poder para decidir si queremos o no ser interrumpidos con publicidad en internet.

Como ves, la publicidad online tampoco es perfecta, aunque tiene muchas cosas buenas y, en mi opinión, sería muy recomendable que no tardaras demasiado en empezar a probar.

Pero antes de que lo hagas, ¿qué te parece si vemos juntos los diferentes tipos que hay y tratamos de entenderlos un poco mejor?

Los 5 tipos de publicidad digital más importantes

Estoy seguro de que has oido hablar de muchos de ellos y que has utilizado alguno.

Pero, ¿saber por qué te anunciaste en Facebook en vez de en Google?

Trataré de responder a esta y a otras preguntas de la forma más sencilla posible y sin enrollarme demasiado.

Los Social Ads o anuncios en redes sociales son, sin ninguna duda, los más conocidos.

Sobre todo porque, como usuarios, estamos viendo anuncios constantemente a través de nuestras cuentas de Facebook, Instagram, Linkedin, Twitter o Youtube.

Y esas son precisamente las plataformas publicitarias sociales:

  • Facebook Ads, que incluye Facebook e Instagram (mismo propietario).
  • Linkedin Ads
  • Twitter Ads
  • Youtube Ads (propiedad de Google)

Para entender mejor la importancia de estas redes sociales en la publicidad de hoy en día, es fundamental dejar de verlas como redes sociales y empezar a verlas como bases de datos.

Facebook Inc., por ejemplo, entre Instagram y Facebook, cuenta con más de 2 billones de usuarios registrados.

Además, la mayoría de empresas con presencia en internet, utilizan el Pixel de Facebook, un código que permite analizar nuestro comportamiento cada vez que visitamos un sitio web.

Nos guste o no, entre sus usuarios registrados y el pixel, Facebook tiene información sobre prácticamente cualquier persona que navega por la red.

Información sobre sus/nuestros gustos, intereses, hábitos y comportamiento que, gracias a Facebook, podemos utilizar para llegar a potenciales clientes con propuestas personalizadas.

Ahora bien, no olvides que esos posibles clientes no nos están buscando. La mayoría de ellos están en Facebook, Instagram, Linkedin o Youtube consumiendo contenido, creando relaciones o compartiendo lo que hacen.

Si llegamos a ellos con un anuncio que no conecte con ellos, lo único que vamos a conseguir es interrumpirles.

SEM

SEM hace referencia a las siglas Search Engine Marketing y, en teoría, englobaría cualquier acción de marketing, gratis o de pago, que llevemos a cabo en los diferentes buscadores para que nuestro negocio aparezca en las primeras posiciones: Google (incluido Google Maps), Yahoo, Bing, Youtube (También es un buscador. El segundo con más búsquedas del mundo).

Pero en la práctica, cuando hablamos de SEM, hablamos de pagar por aparecer en esos buscadores con nuestros anuncios.

A diferencia del Paid Social, en los buscadores podemos llegar a personas que sí están buscando algo en concreto, en un momento concreto.

Por ejemplo, si quisieras llegar a personas que estén buscando en internet la palabra “Vender piso”, podrías crear una campaña en la que promociones una página de tu web en la que expliques tu servicio para el vendedor, pero también podrías llevar visitas hacia un artículo de tu blog o a una herramienta (dentro de tu web) que ayude a esa persona a calcular el precio de su vivienda.

Todo dependerá de tu estrategia.

En Google, esas campañas se muestran como en la imagen que te dejo a continuación, y pagarás cada vez que alguien haga clic en tu enlace.

DISPLAY

La publicidad display hace referencia a esos anuncios que encontramos en todo tipo de sitios web mientras navegamos, y que tienen formato de banner.

Los hay estáticos, una imagen, y dinámicos, por ejemplo un vídeo.

Ejemplo de publicidad display

anuncios internet inmobiliarias

Son muy habituales en los medios de comunicación, blogs y páginas de temática específica como los portales inmobiliarios.

Los banners suelen contratarse por CPM o coste por mil impresiones.

Es decir que cada vez que nuestro anuncio se muestre 1000 veces, pagaremos el precio acordado. Aunque algunos medios ofrecen otro tipo de tarifas, como un precio fijo por aparecer durante un determinado tiempo.

Hay que tener en cuenta que, tal y como sucedía con el Paid Social, este tipo de anuncios interrumpe la navegación del usuario, pudiendo llegar a ser molestos.

Sobre todo cuando en un teléfono móvil.

La principal diferencia con el Paid Social es que, en Display, la segmentación suele ser menos detallada.

Además, debido a la aparición de los Ad Blockers, cada vez será más complicado gestionar este tipo de anuncios.

Para terminar, otro aspecto a considerar antes de empezar con la publicidad display, es que se suele contratar negociando directamente con el proveedor, lo que implica tiempo para estudiar las diferentes opciones.

PUBLICIDAD PROGRAMÁTICA

La publicidad programática es una de las novedades más interesantes de los últimos años.

No voy a entrar en detalles por dos razones: la primera es que no tengo el conocimiento suficiente como para hacerlo, y la segunda es que es realmente complejo entender bien cómo funciona.

Lo que sí puedo hacer es resumirte en algo más de un párrafo qué es, para que tú puedas profundizar un poco más en el tema si crees que la publicidad programática es para ti.

La publicidad programática, lo que hace es intermediar mediante tecnología entre el negocio que se quiere anunciar y todos los medios que disponen de espacios publicitarios libres.

Esa tecnología, gracias al uso de Big Data y de una serie de complejos procesos, contrata automáticamente esos espacios publicitarios en tiempo real.

La clave está en el big data.

Ese software dispone de muchísima información de los usuarios a los que te quieres dirigir, por lo que será mucho más fácil segmentar y tus anuncios deberían funcionar mejor que si lo contrataras directamente.

Es, por tanto, un avance en cuanto a comodidad a la hora de contratar este tipo de publicidad, y un avance en cuanto a efectividad.

PUBLICIDAD NATIVA

No podemos perder de vista algo evidente: cada día hay más publicidad en internet.

¿La razón?

Del mismo modo que la publicidad en televisión solo es accesible para unos pocos, anunciarse en internet es accesible para prácticamente cualquier negocio, ya sea pequeño, mediano o una multinacional.

Pero con tanto volumen y con una publicidad que no siempre ofrece una buena experiencia al usuario, la publicidad digital es, también, cada vez más molesta.

Los Ad Blockers o bloqueadores de anuncios se han vuelto muy populares, y muchas plataformas de contenido ya ofrecen la posibilidad de eliminar la publicidad a cambio de una suscripción.

¿Y ahora qué?

Pues la publicidad nativa podría ser una buena alternativa.

Consiste, de forma muy resumida, en anunciar contenido de valor para el usuario con un objetivo claramente comercial, en un formato que se integre con el resto de contenidos de la plataforma donde nos anunciamos.

Por ejemplo…

Si queremos anunciarnos en un medio de comunicación, nuestro contenido podría tener formato de noticia y aparecer en la sección noticias relacionadas.

Se integraría con el resto de la página.

En portales inmobiliarios, podemos pagar para que una vivienda aparezca destacada en los primeros resultados. Pero si te fijas, el formato de ese anuncio es muy similar al del resto de viviendas integrándose a la perfección, evitando así que parezca un contenido solo publicitario.

Wallapop, Amazon y muchos blogs temáticos ya utilizan este tipo de publicidad consiguiendo una conversión mucho más elevada que con el Display.

Existen plataformas específicas para su contratación mediante programática, aunque en muchos casos hay que hacerlo directamente tratando con el medio.

Sin duda, la publicidad nativa se ha ganado su sitio entre toda la oferta para anunciantes y, teniendo en cuenta la mala percepción que tenemos de la publicidad como usuarios, cada vez más negocios la eligen para promocionarse.

Conclusión

Existen muchas formas de llegar a nuevos clientes en internet. La publicidad suele ser el camino más rápido, al menos mucho más que el posicionamiento orgánico o el posicionamiento de marca.

Pero todo tiene su momento, y el funnel de tu negocio te ayudará a decidir cuándo y cómo utilizar cada canal.

Por ejemplo, para captar más tráfico hacia tu página web cuando aún nadie te conoce, invertir en Paid Social puede ser la mejor opción.

Para aquellos clientes para los que tienes una solución concreta y están buscando respuestas en Google, Google Ads sería la estrategia ganadora.

Y si lo que quieres es llegar a más clientes con contenido de valor, tanto el Paid Social como la publicidad nativa te pueden ayudar a conseguirlo más rápido.

Te diré algo…

Lo peor en marketing digital no es no saber, sino el miedo a probar.

Los resultados no suelen llegar inmediatamente, por lo que cuanto antes empieces, antes sabrás qué te funciona a ti, y qué no.

Espero que este artículo te haya ayudado. Si es que sí, déjame un sí en los comentarios. Si no te ha ayudado nada, déjame una carita enfadada.

Tu feedback me ayuda a decidir sobre qué temas hablar y sin tu ayuda, este blog se acabaría convirtiendo en un monólogo. Y nadie quiere eso ¿verdad?

Hasta la próxima semana.

Privacy Preference Center