Me apuesto un café contigo a que más de una vez te has quedado un buen rato delante de una pantalla con el Outlook abierto, pensando en cómo impresionar a ese cliente al que envías por primera vez un presupuesto de Home Staging, o al responder a ese propietario que quiere vender su casa con tu inmobiliaria.

¿Sabes qué? Es totalmente normal. El email tiene un gran poder, pero conlleva una gran responsabilidad: una vez enviado, ya no puedes modificarlo.

Ahora imagina que, en vez de a una sola, tienes que impresionar a una lista de 100, 500 o 1000 personas. Da un poquito de vértigo ¿verdad?

Pues este artículo pretende ser tu biodramina y que, al terminar de leerlo, cojas tu lista de suscriptores y les mandes un email con sabor, con color, con alma.

Un email que de verdad transmita quién eres y que cuente la historia que quieres contar de la mejor forma posible.

¿Te apuntas al reto?

Si la respuesta es SÍ, déjame en la sección de comentarios lo siguiente: “Me comprometo a preparar un email para mi lista de suscriptores y enviarlo antes de 15 días”.

Algunos conceptos básicos sobre Email Marketing

Si tienes por costumbre leer este blog (si es así muchísimas gracias ❤️), sabrás que no me gusta utilizar demasiadas palabras técnicas en mis artículos.

No obstante, no está de más que conozcas algunos conceptos que te ayudarán a entender mucho mejor qué tener en cuenta a la hora de escribir el primer email para tu lista de suscriptores.

Estos son los imprescindibles. O como los llamaría Inditex, esta es la colección Basics del email marketing.

Plataforma de email marketing

Es la herramienta que vamos a utilizar para almacenar y gestionar nuestra lista de suscriptores y enviar los emails.

Debes tener en cuenta que las plataformas de correo convencionales, como Outlook o Thunderbird, no están diseñadas para enviar emails masivos.

Por suerte, a no ser que tengas una lista enorme de suscriptores, muchas de las mejores plataformas de email marketing te dejarán enviar tus primeros correos gratis.

Te dejo algunas sugerencias, aunque no son las únicas.

  • MailChimp: Probablemente la más utilizada en todo el mundo.
  • Benchmark Email: Recomendada por la increíble Vilma Nuñez.
  • MailRelay: Hasta 15.000 suscriptores sin pagar un euro.
  • AcumbaMail: 100% producto nacional. Tienen un gran soporte.

Tasa de apertura

Una de las métricas más importantes, puesto que si nadie abre nuestros emails, de nada sirve escribir el mejor contenido del mundo.

La tasa de apertura corresponde a la relación entre el número de emails enviados y el número de emails abiertos.

Tasa de entrega

O número de emails que llegan a su destino.

Debido a los filtros anti spam de la mayoría de plataformas de correo, es posible que un porcentaje de los suscriptores no reciba alguno de nuestros emails.

También puede pasar que sí los reciban, pero que acaben en la bandeja de correo basura.

Comprueba este valor cada vez que envíes una campaña.

Etiquetas de personalización

Cada plataforma utiliza su propio sistema de etiquetas de personalización. MailChimp, por ejemplo, las llama Merge Tags.

Pero ¿para qué sirven estas etiquetas?

La idea es que puedas personalizar los emails con la información que tienes de tus contactos. Por ejemplo, el nombre.

No es lo mismo que recibas un email de una empresa con tu nombre en el asunto o en el contenido, que un email en el que no hay nada que indique que se ha escrito para ti.

Hablaremos más tarde de este concepto. Por ahora solo quédate con que existe.

Antes de empezar a preparar el email, toca decidir… ¿A quién te vas a dirigir?

Una de las razones por las que el email marketing ha generado tantos detractores, es porque, en demasiadas ocasiones, se ha utilizado esta herramienta como una red de pesca.

O dicho de otra manera: se han enviado demasiados emails sin pensar en el quién ni en el por qué, solo con la idea de (con suerte) recoger algo.

El resultado es que nuestras bandejas de correo están siempre llenas y que hay días en los que dedicamos más tiempo a borrar correos electrónicos que a leerlos.

Pero ¿qué pasa cuando entre todo el ruido detectas un email con algo que te interesa? Seguramente te paras y lo lees. No lo borras.

Sé que soy extremadamente pesado con este tema. Y lo seguiré siendo.

La razón es que estoy convencido de que, cada vez que haces algo en internet y no funciona, es porque te estás saltando el paso de la segmentación.

Pongamos un ejemplo para visualizar mejor la importancia de segmentar tu lista de suscriptores.

Supongamos que tienes una agencia inmobiliaria. Durante los últimos años has ido recopilando emails hasta tener una lista de 2000 direcciones de correo electrónico.

Tienes emails de compradores, arrendatarios, propietarios con los que has hablado alguna vez y antiguos clientes.

Ahora imagina que has empezado a gestionar una promoción de Obra Nueva y te gustaría enviar un correo informando a todos tus suscriptores.

>> Sin segmentar, podríamos escribir algo así y enviarlo a toda la lista.<<

Asunto: Promoción de Obra Nueva en Barcelona

Vista preliminar del texto: Oportunidad única. Solicita una visita.

Hola,

Te escribimos para informarte de esta promoción de Obra Nueva ubicada en Barcelona que acabamos de poner a la venta. Si quieres visitarla o conoces a alguien que pueda estar interesado no dudes en contactar con nosotros.

Vale. Qué podría pasar con este email…

  1. Lo reciben personas de tu lista que están buscando piso, se interesan y contactan.
  2. Lo reciben (también) otras personas que no están buscando piso, por ejemplo propietarios, arrendatarios y antiguos clientes, no lo abren o lo borran, o solicitan darse de baja de tu lista porque consideran que no les estás enviando nada interesante.

>> Segmentando podríamos escribir algo como esto <<

PRIMER SEGMENTO: Propietarios con los que hemos hablado recientemente pero no se han convertido en clientes.

Asunto: Manuel ¿Sigues pensando en cambiar de piso?

Vista preliminar del texto: Imagina empezar de nuevo en esta Obra Nueva en el centro de Barcelona

Hola Manuel,

Hace poco estuvimos hablando contigo sobre la posibilidad de un cambio de vivienda, y no nos hemos podido resistir a enviarte esta magnífica promoción de Obra Nueva en cuanto ha salido a la venta.

Aquí te dejo un enlace para que puedas ver todos los detalles. Esperamos que te resulte útil.

Un saludo.

SEGUNDO SEGMENTO: Arrendatarios que buscan piso y han contactado contigo hace menos de un mes.

Asunto: María. Antes de alquilar lee este email.

Vista preliminar del texto: Piso a estrenar de 2 habitaciones por solo 700 €/mes

Hola María,

Acabamos de poner a la venta una promoción de Obra Nueva en una zona muy céntrica de Barcelona, y cuando vi los pisos de 2 habitaciones enseguida pensé en ti.

Son súper bonitos, buenos acabados, sin muebles y con una plaza de parking incluida.

¿Te gustaría visitar el piso de muestra?

Sé que tu idea inicial es alquilar, pero salen muy pocas oportunidades como esta en Barcelona y por eso quería informarte.

Aquí te dejo un enlace para que puedas ver todos los detalles

Un saludo.

P.D. Una cosa más María. Mario, nuestro asesor financiero, dice que si pasas por nuestra oficina te prepara gratis y sin compromiso un estudio financiero para saber cómo te quedaría la hipoteca. Yo lo aprovecharía 😉

Conclusión

Está claro que el primer ejemplo (sin segmentar) puede funcionar. Seguro que dentro de tu lista hay usuarios a los que una Obra Nueva en Barcelona les llamará la atención.

No obstante, enviar un único email para todos te impide crear un asunto y un contenido que realmente conecte con el lector.

¿Perderás suscriptores por no segmentar?

Si lo haces una vez, incluso dos, probablemente no.

Pero si las personas de tu lista perciben con el tiempo que tus emails no van con ellos, te convertirás en uno de esos remitentes molestos que nadie quiere en su bandeja de correo.

Depura tu lista de suscriptores

Depurar la lista de correos conlleva unificar el formato de la información, eliminar los correos más antiguos o inactivos, y crear los segmentos o grupos necesarios.

En MailChimp, por ejemplo, puedes crear una única lista y etiquetar a cada uno de tus contactos en función del segmento al que pertenecen. También puedes seleccionar audiencias basándote en su actividad.

¿Por qué y cómo unificar la información?

El motivo es sencillo. A la hora de preparar el email (lo haremos un poco más adelante) vamos a necesitar, como mínimo, un email y un nombre.

Es importante que te asegures de que las direcciones de correo son correctas y que los nombres están bien escritos, todos con el mismo formato.

Imagina que enviamos un email a nuestra lista y empezamos el texto con un saludo.

Sin depurar…

Ejemplo 1: Hola MARÍA LÓPEZ, ¿qué tal tu fin de semana?

Ejemplo 2: Hola maría, ¿qué tal tu fin de semana?

Ejemplo 3: Hola MARÍA, ¿qué tal tu fin de semana?

Depurado…

Ejemplo: Hola María, ¿qué tal tu fin de semana?

¿Por qué invertir tanto tiempo en preparar la lista?

Principalmente por dos razones: mejor respuesta o engagement, y mejor reputación de cara a los ISP o proveedores de servicios de internet.

Engagement

Cuando una persona nos autoriza a enviarle correos comerciales o informativos, debemos responder a sus expectativas con lo mejor que tengamos.

Esa persona, al dejarnos su dirección de correo, nos da permiso para escribirle directamente.

Solo nos pone dos condiciones: que no le enviemos lo primero que se nos pase por la cabeza y que no asaltemos su bandeja de correo más de lo necesario.

Y para cumplir con esos compromisos, no nos queda más remedio que segmentar y depurar nuestra lista de correo lo mejor que podamos.

Reputación entre los ISP

Los filtros anti spam de los proveedores de servicios de internet, tienen en cuenta varios aspectos a la hora de decidir si tus emails merecen llegar a la bandeja de entrada o a la bandeja de correo no deseado.

Uno de ellos es la tasa de apertura. Es decir, si el ISP detecta que tu tasa de apertura es sospechosamente baja, puede llegar a la conclusión de que es mejor que tus emails no pasen por la bandeja de entrada.

Tener una lista segmentada y con mensajes personalizados te ayudará a mejorar esa tasa de apertura, lo que significa una mejor reputación ante los ISP.

Todo listo ¡Empecemos a escribir!

Ya tienes lo esencial para empezar a escribir tu primer email: una lista de correo segmentada y lo más depurada posible.

Ahora vamos a ver cómo trabajar en cada una de las partes del correo que estás a punto de enviar.

El remitente

Este truco me ha permitido aumentar hasta un 10 % la tasa de apertura de mis emails. Y aplicarlo es realmente fácil.

Ahí va: en vez de utilizar solo tu marca como remitente, añade tu propio nombre.

Por ejemplo, no es lo mismo recibir un email de La Inmobiliaria Digital, que de David de La Inmobiliaria Digital.

Añadiendo tu nombre sigues comunicando como marca, aunque de forma más personal y directa.

No sé si estarás de acuerdo conmigo, pero siempre he creído que la comunicación fluye mejor entre personas.

El asunto

Sinceramente, no sé a qué dedico más tiempo: a pensar los asuntos o a escribir el contenido de un email.

Un buen asunto debería despertar la curiosidad, llamar la atención entre el resto de emails de la bandeja de correo de tus suscriptores y, al mismo tiempo, contar algo del contenido. Y todo en apenas 100 caracteres.

¿Algún consejo?

Por supuesto. Tengo unos cuantos.

El primero de ellos, y uno de los más sencillos y efectivos, es que empieces el asunto con el nombre del destinatario, utilizando las etiquetas de personalización.

No hay nada que nos guste más que escuchar (o leer) nuestro nombre.

El segundo consejo es igual de sencillo, aunque no tan efectivo. Se ha utilizado mucho y ha perdido algo de gancho: utiliza algún emoji en el asunto.

Los emojis le dan un toque de color a tus envíos y los hace destacar frente a otros que no los usan.

No los podrás utilizar siempre. Incluso puede que el tono de tu marca no admita su uso. Pero si es posible, añade alguno. Luego me cuentas.

En tercer lugar, algo que puedes hacer para llamar la atención de tus usuarios pero que solo es efectivo si los conoces bien, es apoyarte en tendencias o gustos personales.

No te preocupes si se te escapa algo. Al final del artículo lo “aterrizo” todo con un ejemplo.

La introducción

Las primeras líneas de un correo son críticas.

De hecho, hace tiempo que dejé de añadir una imagen de cabecera a mis emails para que mis suscriptores pudieran llegar antes al primer párrafo.

Si conseguimos conectar al principio, multiplicamos por 2 las posibilidades de que lean nuestro email hasta el final.

Si no, lo más seguro es que abandonen a los pocos segundos.

El cuerpo

Hemos logrado captar la atención del lector con el asunto y la introducción le ha hecho tilín. Ahora empieza lo bueno: el contenido.

Redacta el cuerpo del email pensando en todo lo que has escrito hasta ahora. Un cambio en el tono o en la temática podría resultar fatal.

Utiliza frases cortas, párrafos de 2 o 3 frases como máximo y marca en negrita las palabras o expresiones más relevantes.

No te cortes con el tamaño de la fuente. Que sea lo bastante grande como para que lo lea tu vecino, el del 5º, el que siempre te pide ayuda para leer el acta de la comunidad (estoy exagerando un poco, pero ya me entiendes).

Y utiliza el color negro para el texto. Sobre blanco es el que mejor se lee.

Recuerda que más del 60% de los emails se leen en un teléfono móvil, así que nos tenemos que esforzar por facilitar la lectura a todo el mundo.

Para terminar, y sobre todas las cosas, sé tú. O, si decides contratar a alguien para que haga el trabajo, asegúrate de que utilice un tono que te represente.

Te han dado permiso para mandar emails. Aprovéchalo y exprésate tal y como eres.

Enlace y botones

Permite que el lector realice acciones en el email.

Puedes dirigirle hacia tu web, si es necesario, o facilitarle un enlace para que te llame por teléfono o te envíe un email.

Hazle la vida fácil.

Ejemplo práctico

Veamos cómo implementar todo esto con un ejemplo.

Redactaré un email cuyo objetivo es promocionar un listado de propiedades en venta. El tono de la inmobiliaria es informal y su segmento de clientes son personas jóvenes, entre 30 y 40 años, que buscan piso desde hace más de 3 meses.

Remitente: David de La Inmobiliaria Inventada

Asunto: Carlos. Nos borramos de Netflix si no encuentras tu piso 🏡 en este email.

Intro:

No es ninguna broma Carlos.

Casi todos en la oficina tenemos una cuenta de Netflix y estamos dispuestos a cancelarla si no somos capaces de encontrar un piso para ti en las próximas semanas.

Cuerpo del email:

Antes de nada, nos gustaría saber si sigues buscando. Si no es así, puedes borrarte de esta lista aquí y dejarás de recibir nuestros correos para siempre.

Por otro lado, nos hemos reunido esta mañana y hemos preparado un listado con los 5 pisos que más están gustando (encontrarás el listado al final del email)

Son pisos que llevan a la venta menos de 2 semanas y que puede que no hayas visto aún.

Si es así, no dudes en llamarnos. Hemos ampliado nuestro horario para poder atender todas las solicitudes que están llegando.

Además, hemos contratado a un nuevo asesor que se va a encargar de trabajar mano a mano con clientes que, como tú, llevan más de 3 meses buscando piso.

Contacta con tu asesor ahora

¿Nos dejas ayudarte o vamos a tener que cancelar nuestra cuenta de Netflix?

Conclusión y último “consejillo

Como has visto en el ejemplo anterior, apenas empezar el email, le he dado al suscriptor la posibilidad de borrarse de la lista.

No pienses que me he vuelto loco. Tampoco que no me gusta tener una lista larga, llena de emails de potenciales clientes.

¿Pero recuerdas cuando te hablaba de la importancia de mantener tu lista depurada?

Pues no se me ocurre mejor forma de hacerlo que facilitando a mis suscriptores que se borren cuando quieran, de forma sencilla.

Para terminar, te diré que el email marketing está más vivo que nunca.

En este artículo solo hemos hablado de los conceptos básicos a la hora de escribir un email, pero te aseguro que puedes hacer mucho más.

Si te parece un tema interesante sobre el que te gustaría saber más, solo escribe en comentarios “Si escribes más artículos sobre email marketing te preparo una tarta vegana de zanahoria”, y lo haré.

Hasta la próxima semana.

Privacy Preference Center