Cómo escribir un artículo para tu blog | La Inmobiliaria Digital

Un blog puede ayudarte a convertir lectores en clientes. Pero si tu contenido no es útil de verdad, probablemente consigas el efecto contrario: convertir lectores en lectores nada contentos (por decirlo suavemente).

Escribir un artículo para tu blog inmobiliario o de Home Staging puede convertirse en una auténtica pesadilla. Es cierto.

Pero no tiene por qué. Debería ser una experiencia agradable, una forma de compartir lo que sabes, un medio para ayudar a otros.

Así lo veo yo y esa es la base de todo mi trabajo como redactor; no sabría hacerlo de otra manera.

Por otro lado, la red está saturada de contenidos vacíos, de artículos que no solucionan dudas y que solo buscan aparecer en las primeras posiciones de Google.

Cuando buscamos algo en internet, en la mayoría de los casos, lo hacemos porque tenemos alguna pregunta o queremos encontrar la solución a un problema.

Entonces, ¿para qué estar primero si tu artículo no va a responder correctamente a la persona que entra a leerlo?

Un blog puede ayudarte a convertir lectores en clientes. Pero si tu contenido no es útil de verdad, probablemente consigas el efecto contrario: convertir lectores en lectores nada contentos (por decirlo suavemente).

Google lo sabe. Por eso su algoritmo presta cada vez más atención a qué sucede dentro de tus artículos.

El buscador analiza si esos lectores leen realmente el contenido, cuánto tiempo dedican a hacerlo y, sobre todo, qué hacen cuando abandonan tu página: ¿dejan de buscar o visitan otras páginas porque la tuya no ha contestado a su pregunta?

En función de esos factores (y algunos más), determinará si tu artículo se merece estar en primeras posiciones o es mejor que quede desterrado a las últimas.

Pero por favor, no te obsesiones con esto del posicionamiento . Algo que he aprendido durante los últimos años, es que si un artículo es bueno para tus usuarios, también lo es para Google.

Y eso es precisamente lo que me gustaría contarte hoy: qué puedes hacer para escribir artículos que realmente aporten valor, se posicionen, tengan visitas y conviertan a lectores en potenciales clientes, según mi experiencia.

La idea

Todo empieza con una idea, algo que crees que puede interesar a esos usuarios a los quieres llegar y sobre lo que podrías escribir un artículo, una idea basada en algo que tus potenciales clientes buscarían en internet.

Y aunque no lo creas, la creatividad y la imaginación no son el mejor camino para llegar a esa idea. Sí lo es, en cambio, la investigación y el análisis.

Cuando recibo un encargo para escribir 10 o 20 artículos para un blog, lo primero que hago es preguntar a mi cliente acerca del tipo de persona al que se quiere dirigir: Cómo es, qué necesidades tiene y, sobre todo, cómo puede mi cliente ayudar a ese usuario.

Una vez dispongo de la información, puedo empezar a buscar ideas de contenido y, para hacerlo, utilizo 4 métodos simples y gratuitos que voy a compartir contigo a continuación.

En mi trabajo, además, utilizo algunas herramientas de pago como Ahrefs o Semrush. Aunque te diré algo sobre ellas.

Estas herramientas son bastante caras,, y lo único que hacen es recopilar y ordenar la información ahorrándome algunas horas de trabajo. Debes tener en cuenta que, de media, escribo unos 20 artículos al mes, por lo que tengo que optimizar mucho mi tiempo.

Tú vas a escribir 2 artículos al mes, 4 como máximo. Así que no tiene demasiado sentido que te gastes el dinero en herramientas profesionales.

No me enrollo más. Estos son los 4 métodos más sencillos que puedes utilizar (y que yo mismo utilizo) para encontrar ideas para tu blog, sea de la temática que sea.

Autocompletar de Google

Seamos prácticos: Nadie tiene más información que Google sobre lo que las personas buscamos en internet.

Y si averiguamos qué buscan nuestros posibles clientes en Google, ¿no sería genial escribir un súper artículo que les ayude?

Vamos a verlo con un ejemplo (si lees este blog habitualmente, seguro que ya sabes que me encanta poner ejemplos).

Supongamos que tienes un blog de Home Staging. Quieres escribir un artículo, pero no sabes muy bien sobre qué.

Hemos quedado en que lo más importante es pensar en la persona a la que te quieres dirigir, así que llegas a la conclusión de que sería buena idea escribir algo que ayude a propietarios y propietarias que están pensando en vender su piso y no saben por dónde empezar.

Pregúntate ¿cómo buscarían esas personas información en Google? ¿Difícil verdad? Pues hagámoslo fácil. Dirígete al buscador y escribe “vender un piso”.

Al realizar la búsqueda, Google te va a devolver los resultados que considera más relevantes según su algoritmo.

Pero si sitúas el cursor en el buscador, justo después de la palabra “piso”, vas a obtener un listado de temas relacionados basados en búsquedas de cientos de usuarios. Algo como esto:

¿Sabías que más del 50% de las búsquedas que se realizan en Google empiezan con el adverbio interrogativo “cómo”?

¿Y qué pasa cuando añadimos “cómo” a nuestra búsqueda? Que obtenemos más ideas. ¿Genial no?

Ahora el más difícil todavía.

Si añadimos un asterisco (*) en vez del “cómo”, Google nos va a mostrar otras búsquedas con distintas preposiciones. O dicho de otra manera, más ideas para nuestro artículo.

Todo este proceso te llevará menos de 5 minutos y fíjate cuántas ideas hemos obtenido:

  • Cómo vender un piso rápido
  • Cómo vender un piso sin inmobiliaria
  • Cuánto se tarda en vender un piso
  • Cómo vender un piso entre particulares
  • Vender un piso heredado
  • Vender un piso y comprar otro
  • Cómo hacer fotos para vender un piso

Y lo mejor de todo: son temas que tus potenciales clientes están buscando en internet.

Sé lo que me vas a decir: hay algunos que no tienen ninguna relación con tu servicio de Home Staging. Y tienes toda la razón.

Pero hay otros que sí, ¿verdad?

Estoy seguro de que podrías escribir un gran artículo con ideas para “vender un piso rápido”, responder a la pregunta “cuánto se tarda en vender un piso” desde el punto de vista de un Home Stager, o preparar una guía espectacular sobre “cómo hacer fotos para vender un piso”.

Answer The Public

Otra herramienta súper potente (y gratuita) para encontrar ideas para tu blog es Answer the Public.

Esta web dispone de un motor de búsqueda capaz de recopilar la mayoría de combinaciones, comparaciones, preguntas y búsquedas realizadas en internet acerca de cualquier temática.

Como puedes ver en el vídeo, solo buscando “vender un piso”, obtuve más de cien resultados. Entre ellos, alguna idea interesante para un artículo, como por ejemplo “vender un piso con feng shui”.

Espiando otros blogs 😂

Pensarás que este método es poco creativo, nada original, y que tú quieres un blog único y auténtico.

Si lees con atención lo que te voy a contar en este apartado y en el siguiente, te darás cuenta de que una cosa no excluye a la otra.

En este caso sí vamos a necesitar una herramienta de análisis.

Como te dije al principio, la mayoría son bastante caras.

Por suerte para nosotros, hay alguna alternativa que te ayudará con el espionaje sin invertir ni un euro: es el caso de Ubersuggest, una herramienta profesional con una versión gratuita realmente útil.

¿Cómo la puedes aprovechar?

Siguiendo con el ejemplo del blog de Home Staging, lo primero que vamos a hacer es encontrar las páginas web mejor posicionadas y relacionadas con el sector realizando una búsqueda en Google.

Segundo paso: abrir la herramienta de Ubersuggest e introducir el dominio de las webs que hemos encontrado.

Para terminar, buscaremos las páginas con más visitas dentro de esas webs, entre las cuales seguro que encontramos algunos artículos.

Como ves, en solo 3 pasos, puedes acceder a decenas de ideas de contenido que, no solo tienen relación con tu sector, sino que además están recibiendo visitas de potenciales clientes.

¿Te parece complicado?

Normal. Por eso he preparado el siguiente vídeo. Y recuerda: puedes repetir este proceso con todas las webs que quieras.

Vale. Y ahora que sabes sobre qué han escrito otros blogs, ¿qué tienes que hacer?

La respuesta es simple: si quieres posicionarte mejor, tendrás que crear un artículo mejor, más completo, más largo y con contenido de más calidad.

No te preocupes. Más adelante te cuento cómo lo hago yo.

Pero no olvides que la única forma de posicionarte mejor en buscadores, es creando un contenido más valioso para tus lectores que el que ya existe.

Foros, redes sociales y comentarios en otros blogs

Tanto en redes sociales como en otros blogs del sector encontrarás comentarios y preguntas de usuarios sobre casi cualquier tema.

Personalmente, creo que este método para encontrar ideas es uno de los mejores.

Los comentarios suelen ser sinceros y, cuando varias personas hacen la misma pregunta sobre un tema, suele significar que hay muchas más que también se la hacen.

Es el método más tedioso puesto que tienes que entrar en cada blog, en cada foro y en cada perfil en redes sociales, y leer cada comentario.

Lo bueno es que solo tendrás que hacerlo una vez cada cierto tiempo, y que obtendrás información súper interesante sobre cosas que realmente preocupan a tus potenciales clientes.

Empezamos a escribir

Ahora que tienes algunas ideas, es momento de elegir una y empezar a escribir.

Mi proceso empieza definiendo la palabra principal, buscando sinónimos y palabras clave relacionadas, definiendo una estructura y, finalmente, escribiendo.

Vamos a ver cómo lo hago yo.

Buscando palabras clave

Una palabra clave no es más que la palabra o frase que utilizamos para buscar algo en Google.

Suelen ser de dos tipos: las de cola corta y las de cola larga, y su función es ayudar a Google a entender de qué trata tu contenido y que lo posicione cada vez que un usuario realice una búsqueda.

Las de cola corta suelen ser búsquedas de una o dos palabras, por ejemplo vender piso o home staging. Suelen ser palabras que se buscan más, por lo tanto, suele ser más complicado posicionarse por ellas.

Por otro lado, las de cola larga, suelen ser preguntas más específicas compuestas por tres o más palabras, por ejemplo cómo vender un piso con Home Staging.

Estas suelen tener menos búsquedas, es más fácil posicionarse por ellas (no siempre), pero además son realmente importantes si pensamos en los asistentes de voz.

Y aquí quisiera hacer un paréntesis…

En pocos años las búsquedas por voz superarán a las búsquedas escritas. Piénsalo, cuando utilizas Siri o el asistente de Google (Ok Google), ¿dices “vender piso” o utilizas frases largas y complejas?

Si ahora empiezas a trabajar las palabras de cola larga en tu blog, tendrás ventaja frente a otros blogs que solo están trabajando las palabras de cola corta.

Fin del paréntesis.

Personalmente añadiría una tercera categoría de palabras clave: las relacionadas y los sinónimos. No todos nos expresamos igual ni buscamos las cosas de la misma manera.

Te pondré un ejemplo.

Yo podría utilizar las palabras “vender piso” para buscar información en caso de querer vender mi casa. En cambio, otra persona con la misma duda, podría utilizar la expresión “poner piso a la venta”.

Por eso es tan importante, una vez más, que te pongas en la piel del usuario y pienses en cómo habla, cómo se expresa y cómo podría buscar la información que necesita.

Preparando la estructura

Antes de empezar a escribir, lo primero que hago es definir qué estructura tendrá mi artículo.

Utilizo un esquema bastante básico, formado por 5 grandes bloques: título, introducción, índice de contenidos, contenido y conclusión.

Así, una vez empiezo a redactar, solo tengo que seguir el orden establecido. No obstante, siempre hay sitio para la improvisación.

Nota: Hay algo de de esta estructura que falta en este artículo. ¿Serías capaz de decir qué es?

El título

El título es mucho más importante de lo que crees.

Tenemos que ser capaces de resumir el contenido de todo el artículo en una sola frase para que, cuando nuestro posible cliente lo vea en el menú del blog o compartido en una red social, entienda de qué trata y le entren ganas de hacer clic y leerlo.

Puedo asegurarte que no te hacen falta conocimientos de copywriting, ni necesitas aprender técnicas de persuasión para esto.

Solo intenta transmitir lo que quieres contar y plásmalo en una frase, incluye la palabra clave principal y hazlo pensando en la persona que quieres que lo lea.

Pregúntate cómo podrías llamar su atención, sin generarle falsas expectativas. No somos el Cuore.

La introducción

Las primeras líneas de un artículo son tremendamente poderosas. Son capaces de mantener al lector hasta el final, pero también pueden mandarle de vuelta al buscador en menos de 30 segundos.

Hay algunos truquillos que puedes usar sin complicarte demasiado la vida.

Por ejemplo, utiliza datos estadísticos que muestren la importancia de leer tu artículo. Eso sí, que sean datos reales. Puedes incluso mencionar la fuente para generar credibilidad.

Siguiendo con el ejemplo del artículo sobre “cómo vender un piso”, como tu objetivo es llegar a vendedores particulares, podrías empezar con algo parecido a esto:

“Según el último estudio sobre el sector inmobiliario realizado por Idealista, el portal inmobiliario más grande de España, más del 70 % de las compraventas en 2019 se llevaron a cabo a través de una agencia inmobiliaria, tardando de media 90 días en formalizar la operación. El 30 % restante de particular a particular, con un tiempo de venta medio de 180 días.”

El índice de contenidos

Un índice permite al lector ver de forma fácil qué contenidos va a encontrar en un artículo y, en algunos casos, ir directamente a los que más le interesan.

Si quieres ver un ejemplo de índice de contenidos, lo tienes al principio de este artículo.

La conclusión

Aprovecha para destacar los aspectos más relevantes del contenido y haz un breve resumen de los puntos sobre los que has hablado.

La conclusión es, además, el lugar perfecto para que des tu opinión y para invitar a tu lector a compartir tu contenido, comentar o suscribirse al blog.

6 consejos rápidos que mejorarán tu contenido

Ya te he contado lo más importante acerca de cómo encuentro ideas sobre las que escribir, qué hago antes de empezar a escribir y cómo estructuro lo que voy a escribir.

Es el momento perfecto para compartir contigo algunas de las reglas que siempre me acompañan durante mis encargos como redactor.

Siempre que sea posible, frases y párrafos cortos.

Las frases largas son más difíciles de leer, sobre todo en la pantalla de un teléfono móvil. Y sucede lo mismo con los párrafos.

Así que, aunque técnicamente no sea lo ideal, sí que facilitará la lectura al usuario. Recuerda que una de las cosas más importantes es la experiencia del lector. No estamos escribiendo una novela.

No cuentes las palabras

Si has hecho correctamente la búsqueda de palabras clave, sabrás muy bien sobre qué tienes que hablar.

Céntrate en responder de forma amplia. No des nada por hecho. Profundiza. Describe de forma detallada lo que quieres contar.

Lo que queremos es que el lector no tenga que visitar otro blog porque hemos sido demasiado… ¿superficiales?

Escribe como hablas

Escribe de la forma más natural posible. Utiliza tus propias palabras y expresiones para contar lo que quieres contar.

Si no lo haces, si pretendes parecer algo que no eres, el resultado saldrá raro la mayoría de las veces y tardarás 3 veces más en acabar.

Créeme. No vale la pena. Ya he pasado por eso.

Utiliza un corrector ortográfico

Siempre que puedas, pasa el texto por un corrector antes de publicarlo. Yo utilizo Mystillus.com. Me da muy buenos resultados y tiene versión gratuita.

Enlaza a otros artículos de tu página (si ayuda al usuario)

Si alguno de los puntos de tu artículo ya lo has tratado a fondo en otro artículo, muéstraselo a tu lector.

Seguro que te agradecerá la información extra.

Eso sí. Pónselo fácil, en negrita, subrayado o con letras grandes. Que vea de forma clara dónde tiene que hacer click.

Añade fotografías y vídeos

Respecto a este tema tengo sentimientos encontrados.

Por un lado, las fotografías ayudan a hacer menos pesada la lectura. Pero por otro lado, a veces se abusa de imágenes que poco tienen que ver con el contenido y, más que aportar, lo que consiguen es distraer.

Te recomendaría incluir imágenes propias, que hayas hecho tú. Siempre tendrán más sentido y seguro que no aparecen en otros blogs de tu competencia.

En cuanto a los vídeos, hay algo que podrías hacer y que funciona muy bien. Aunque tengo que reconocer que ni yo mismo lo hago.

En cada uno de tus artículos, incluye un vídeo en el que expliques de forma resumida los temas más importantes del contenido.

De esa forma, tus lectores podrán decidir si leer, ver el vídeo o ambas cosas, pero seguro que se quedarán más tiempo contigo.

Y esto es todo por hoy. Espero de verdad que te sirva de algo. Reconozco que es, sin duda, uno de los artículos que más me ha costado escribir hasta la fecha.

Como siempre, me gustaría conocer tu sincera opinión. Seguro que me ayuda a pensar en el artículo de la semana que viene.

Por cierto ¿Sabes ya qué parte le falta a este artículo? ¿te animas a escribir la respuesta en los comentarios?

Privacy Preference Center