Cómo describir una vivienda de forma original y que capte la atención, aunque no se te dé bien escribir.

Muchos definen el copywriting como una técnica o conjunto de técnicas de escritura persuasiva cuyo objetivo final es la venta.

Yo estoy, en parte, de acuerdo.

No obstante, para quien no se dedica a esto del copy, el concepto de escritura persuasiva puede sonar lejano, extraño y poco accesible. Sobre todo si tenemos en cuenta que no todo el mundo se siente a gusto escribiendo.

Sin embargo, existen algunos conceptos básicos que todo copywriter utiliza en su día a día y que, si los interiorizas, te pueden resultar tremendamente útiles a la hora de escribir uno de los textos más recurrentes en la vida de cualquier profesional inmobiliario: las descripciones de viviendas.

Hazlo y conseguirás varias cosas, por ejemplo, mayor rapidez a la hora de escribir, descripciones originales en vez de copias y una respuesta más positiva de tus potenciales compradores.

Pero, antes de empezar, déjame matar un mito que, lejos de beneficiarte, lo único que está haciendo es alejarte de la realidad.

Y el mito es …

Las personas cada vez leemos menos

Esta es una afirmación que tienen parte de verdad, pero también algunos matices.

Lo cierto es que las personas sí leemos, y mucho. Ahora bien, solo leemos aquello que nos interesa o que llama nuestra atención. Para el resto no tenemos tiempo.

Trabajo con varios profesionales del sector inmobiliario y, en algunas de sus webs, tenemos instalada una herramienta que graba de forma anónima lo que las personas hacen cuando la visitan.

Es por eso por lo que te puedo garantizar que las personas leen las descripciones de las casas que anuncias, porque lo veo a diario con mis propios ojos.

Así que, sí, en parte tienes razón cuando dices que las personas no leen las descripciones de tus viviendas. Pero no porque no quieran, sino porque textos del tipo “Piso de 2 dormitorios en 4ª planta con ascensor en una de las mejores zonas de la ciudad” no captan su atención. Para eso tienen el apartado de características, ¿verdad?

El truco, o más bien, la gracia del asunto, está en transformar esas características en beneficios, en algo que resulte interesante para el lector.

¿Cómo lo podemos hacer incluso sin tener ninguna habilidad especial para escribir?

Primero entendiendo para quién puede resultar interesante la propiedad que estás vendiendo. Segundo, leyendo el artículo Cómo describir una vivienda en 3 pasos y, tercero, poniendo en práctica lo siguiente.

Convierte las características en sensaciones y beneficios

Las características de una vivienda son el número de habitaciones, si tiene ascensor o no, el precio, el estado, los metros del balcón o el número de baños.

Las características son importantes, pero ¿no es verdad que esas características aparecen en la vista previa del anuncio y, por segunda vez, justo debajo de la foto principal al entrar en el anuncio?

Entonces, ¿por qué volver a repetirlas en la descripción?

Una de las claves para escribir un texto original y que nos ayude a vender, consiste en transformar las características de un producto o servicio en ideas, emociones y sensaciones que llamen la atención del lector y que le hagan sentirse identificado.

Veamos un ejemplo que nada tiene que ver con nuestro sector. A veces está bien salir de la burbuja.

Imagina un restaurante que vende hamburguesas con un texto como este.

Elaboramos nuestras hamburguesas con pan de la mejor calidad, ingredientes frescos y carne de vacuno de primera, cocinada siempre al gusto del cliente.

En … preparamos hamburguesas ricas y deliciosas para comer en nuestros restaurantes o para llevar.

No es un texto malo en absoluto.Sin embargo, podría servir para cualquier hamburguesería. No tiene identidad propia, no es original ni tiene nada que llame la atención.

Ahora veamos otro texto escrito por una cadena de hamburgueserías bastante conocida.

En … sabemos que las hamburguesas más ricas siempre manchan. Eso es así.

Para nosotros, el chorreo es ese momentazo en el que el queso se derrama, la yema de huevo explota tiñéndolo todo y, justo en ese instante, no importa nada más.

Es un ritual en el que te dejas llevar por el increíble sabor de la burger y solo te acuerdas de la servilleta al final.

Si leyendo esto te has dado cuenta de que te representa, no hay duda: ¡Eres de los nuestros! Siéntete como en casa y recuerda: ¡Aquí está permitido chuparse los dedos!

¿Diferente verdad? El segundo texto llama la atención, utiliza un tono reconocible y conecta con un tipo de lector que disfruta de la experiencia de comer una hamburguesa, transportándolo a ese momento, a ese primer bocado lleno de sabores y texturas.

El texto en sí proporciona una experiencia sin utilizar palabras ni expresiones grandilocuentes. El lector se identifica porque la hamburguesería le habla con naturalidad y le habla de cosas con las que resulta muy fácil identificarse.

Obviamente, no todo el mundo va a conectar con este texto. Pero esta cadena de hamburgueserías tiene muy claro quién es, qué le gusta y cómo se expresa su cliente ideal.

Más adelante veremos un ejemplo con una vivienda. Paciencia.

Habla como hablan las personas a las que te diriges. Conecta con ellas.

Dejo las hamburguesas a un lado y visito un portal inmobiliario cualquiera.

Estas son algunas de las expresiones más utilizadas:

ofrecemos a la venta excepcional inmueble, magníficamente situado a unos pasos del metro, espectacular vivienda para reformar, maravilloso chalet pareado, fantástico piso, magnífico piso, espectacular apartamento, extraordinario inmueble, maravillosa vivienda reformada de inmejorable ubicación, maravilloso ático dúplex…

Anuncios distintos, viviendas distintas e inmobiliarias distintas, pero todas suenan igual.

Solo hace falta echar un vistazo a cualquier portal inmobiliario para darse cuenta que el 80% de las viviendas anunciadas son espectaculares, maravillosas, extraodinarias o magníficas.

¿Está mal?

La respuesta es no, en absoluto. En esto de escribir y comunicar no existe el mal o el bien. Existe el cumplir con el objetivo o no cumplir, existe el funciona o no funciona.

Por ejemplo, si escribes descripciones porque tienes que hacerlo, las de este tipo cumplen a la perfección.

Pero si tu objetivo es diferenciarte y tener una identidad propia y reconocible, estarás de acuerdo conmigo en que este tipo de descripción no te va a ayudar demasiado a conseguirlo.

La pregunta es, si cada agencia inmobiliaria es distinta y cada vivienda también, ¿por qué la mayoría de descripciones suenan tan parecidas?

Te voy a proponer un ejercicio. Si quieres lo pones en práctica, sino no. Solo te diré que puede ser divertido, además de muy útil.

Este es el ejercicio:

Antes de escribir tu próxima descripción, hazte las siguientes preguntas:

¿Quién sería la persona perfecta para esta vivienda?

¿Qué es lo que más valoraría de esta vivienda esa persona?

¿Qué expresiones utilizaría esa persona si tuviera que describir esta vivienda?

¿Cómo describiría yo esa vivienda si tuviera a esa persona delante?

La primera pregunta te ayudará a entender para quién vas a escribir, porque si sabes a quién te quieres dirigir, te resultará mucho más fácil saber qué decir y cómo decirlo.

La segunda pregunta te permitirá establecer un orden. Cuando descubras qué es lo más importante para la persona a la que te vas a dirigir, sabrás de qué tienes que hablar primero si quieres captar su atención.

La tercera pregunta te acercará a la persona. ¿Cuántos clientes te han encargado la búsqueda de una casa espectacular, de una magnífica vivienda o de un extraordinario inmueble?

La cuarta pregunta te dará el tono. Si en tu día a día no utilizas palabras como deléitate o maravilloso para describir una vivienda cuando tienes al cliente delante, ¿por qué crees que es buena idea hacerlo en tus descripciones?

Ejemplo

Veamos un ejemplo práctico.

Quiero escribir la descripción de una vivienda con las siguientes características:

La vivienda está en una quinta planta, está reformada, tiene calefacción, sol de mañanas, es confortable. El salón comedor es amplio. El dormitorio principal tiene baño en suite y también es amplio.

Tiene ascensor, un pequeño balcón y no tiene garaje.

La vivienda está ubicada en una zona céntrica, con mucha demanda de gente joven, por lo que sé que hay muchas posibilidades de que mi cliente ideal sean sobre todo parejas, máximo con un hijo.

Así es como la describiría:

Imagina vivir en un piso en el que no necesitaras pijama de lana ni zapatillas de conejitos en invierno, ni el aire acondicionado puesto todo el día en verano.

Un piso en el que la ventana del dormitorio principal dejara asomar el sol desde primera hora, lo suficiente como para despertarte de buen humor, llegar en dos pasos hasta el baño y de ahí a la cafetera, todo sin encender ni una luz ni despertar a nadie.

En el que tuvieras no una, sino dos habitaciones grandes, de esas que se pueden amueblar sin la ayuda de un decorador de Ikea ni de un experto en Tetris. 

Con un salón-comedor que, sin ser enorme, da para hacerse unos buenos selfies en familia, poner la cama de un Chihuahua o de un Dogo sin problemas, o dejar que los cuñados discutan cómodamente sobre política en navidad mientras los demás van a su aire.

Un piso con balcón (no un huerto urbano), de los de mesita, dos sillas y todos los mojitos que quieras.

Un piso con ascensor, aunque si te quieres ahorrar el running de la mañana, un par de subidas al día te pondrán en forma. Que es una quinta planta, no te olvides.

¿Te lo estás imaginando? Y qué te hace sentir, ¿mariposas en el estómago o ganas de seguir buscando?

Porque si la respuesta son mariposas, llámanos ahora mismo y reserva una visita, que los pisos como este no son para indecisos.

4 comentarios en «Cómo describir una vivienda de forma original y que capte la atención, aunque no se te dé bien escribir.»

  1. Super bien explicado David! Con tu último ejemplo queda perfectamente claro, es original, entretenido y gracioso, te deja enganchado hasta el final. Habrá que probar si nos sale la originalidad asi de fácil como a ti!!!
    Un saludo

    Responder
    • Mil gracias Diana. Lo bueno es que tus descripciones no tienen porque parecerse a esta ni a ninguna. Utiliza tus palabras y crea un estilo propio que no se pueda copiar 😉

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.